Misiones en Bolivia

Memoria de la vida y servicio pastoral

Han transcurrido nueve años de permanencia de los Hermanos Capuchinos de la Provincia del Perú en Santa Cruz de la Sierra en Bolivia. Por tanto, es oportuno dar una mirada hacia atrás para entender mejor el itinerario vivido.

En la actualidad somos doce hermanos peruanos en tres conventos: “San Pío de Pietrelcina” en el Naranjal Don Bosco, “San Isidro Labrador” en Mineros y “Nuestra Señora de Guadalupe” en Santa Cruz.

Inicialmente, se hicieron los contactos para ir a Cochabamba (llamada la “Roma de Bolivia”, porque hay tantas Iglesias, religiosos y sacerdotes); aunque también teníamos una propuesta de una casa en Santa Cruz perteneciente a las Hermanas Clarisas Capuchinas. Luego de haber formado algunas comisiones que visitaron ambos lugares, nos decidimos por Santa Cruz de la Sierra, una gran Diócesis en el oriente boliviano; donde hay poco clero diocesano nacional; siendo en su mayoría religiosos y extranjeros.

El 27 de diciembre del año 2006 llegamos al Naranjal “Don Bosco”, a un convento que años atrás fue monasterio de las Hermanas Clarisas Capuchinas. La apertura oficial de la Implatatio Ordinis se llevó a cabo el 06 de enero del año 2007, con la entrega del convento por parte de las Hermanas Capuchinas y la participación del Hno. José Alarcón Gómez y Pedro Méndez Gastelumendi, entonces Ministro y Vicario Provincial, respectivamente.

{

El Naranjal “Don Bosco” es una comunidad que se ubica a 12 km de Montero y a 42 km de la Ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Los inicios no fueron nada fáciles hasta que los hermanos lograron armonizar el trabajo doméstico del convento (cocina, limpieza, reparaciones, jardines, confección de velas, cirios pascuales, hostias, producción de miel y otros), la vida de oración y contemplación, y la intensa vida fraterna, con el servicio pastoral. Éste último aspecto se desarrolló en la Capilla “Don Bosco”, perteneciente a la parroquia “San José de la Floresta” de Montero a cargo de la Congregación Salesiana, a través de la conducción de la catequesis de niños para la Primera Comunión y de jóvenes para la Confirmación. Además, se prestó una colaboración pastoral con la parroquia “Las Mercedes”, a cargo de los Hermanos Menores Conventuales, y de otras parroquias que solicitaron un apoyo. Al mismo tiempo, se privilegió el trabajo de irradiación del carisma a través de la pastoral vocacional y, con la gracia de Dios, desde el primer año se pudo organizar diversas experiencias de discernimiento para los jóvenes interesados en nuestra vida Capuchina. Actualmente la casa “San Pío de Pietrelcina” es casa de formación y cuenta con dos hermanos postulantes bolivianos. Cabe resaltar que tenemos dos hermanos bolivianos de votos temporales que siguen sus estudios y formación en Arequipa, Perú.

En el 2008; cumpliendo con la misión de irradiación del carisma, el Cardenal Julio Terrazas, entonces Arzobispo de Santa Cruz, nos pidió la colaboración en la Cuasi Parroquia “Virgen de Guadalupe” ubicada en Puesto Fernández Alonso (Mineros) y las Capillas de Chane Magallanes y Chane Independencia, con la celebración de las Misas dominicales y la atención a las Hermanas Terciarias Capuchinas, llegadas de Colombia hacia 12 años. Este servicio se ha prestó hasta el año 2010, luego de lo cual se apoyó por un año a la Parroquia “Cristo Misionero” con la celebración de las Santas Misas dominicales, confesiones y otros servicios más. Al encontrarse en la Ciudad de Santa Cruz, la experiencia pastoral de esta parroquia permitió que se pudiera conocer con mayor cercanía la realidad eclesial de la Diócesis.

{

La pastoral vocacional se realizó en capillas y las parroquias, valorizando los movimientos de jóvenes que hemos encontrado: monaguillos, catequesis de niños y jóvenes, y fomentando otros movimientos y programas: la Juventud Franciscana (JUFRA), y otros. Además, se fomentó la pastoral familiar, para compartir y madurar la propuesta vocacional con la familia, elemento fundamental en la decisión final de los eventuales candidatos.

Por otra parte, Pastoral vocacional en los colegios: Se ha hecho contacto con el colegio Fe y Alegría en Montero, a través de las religiosas que son encargadas y promueven el servicio de confesiones y consejería. Colaborando así para la formación integral de los jóvenes.

En el 2011, a solicitud del Cardenal Julio Terrazas, se asumió la Parroquia “San Isidro Labrador” de Mineros, enviando un grupo de cuatro hermanos para atenderla; su primer párroco fue el hermano Max Álvarez Palza; pero aún los hermanos pertenecían a la fraternidad “San Pío de Pietrelcina”. Al año siguiente, la fraternidad se desmembró y quedó constituida la segunda fraternidad capuchina en Bolivia: “San Isidro Labrador”, cuyo guardián fue el hermano Jimmy Alvarado Sánchez.

En el IV Capitulo Provincial, se aprobó la moción de apertura de una nueva fraternidad en Bolivia. Por esta razón, en mayo del 2014 se erigió la tercera Fraternidad “Nuestra Señora de Guadalupe”, dando una respuesta favorable a la solicitud de Mons. Sergio Gualberti, Arzobispo de Santa Cruz, quien encomendó a los hermanos el cuidado pastoral de la parroquia del mismo nombre. La Fraternidad está constituida por cuatro hermanos y el guardián es el Hno. Martín Torres Zegarra.

La misión que nos ha dado el Señor requiere salvaguardar los momentos importantes de nuestra vida religiosa: oración, trabajo manual e intensa vida fraterna. Esperamos que el Señor nos siga bendiciendo con numerosas y santas vocaciones para este camino de Implantatio Ordinis y seguir irradiando el carisma con mucha alegría.

¿En camino hacia la Delegación de Bolivia?

En mi última visita, como Ministro Provincial a la misión de Bolivia, me reuní con todos los hermanos de la presencia, para que sea una Delegación Provincial, ellos estaban animados y esto los motivaba a trabajar en orden y con empeño al iniciar una nueva etapa de la presencia como Delegación. Nos ponemos en las manos del Señor.

Abrir chat